Agente Inmobiliario De tu Zona

Agente Inmobiliario De tu Zona
Inmobliario Personal

jueves, 3 de mayo de 2018

Cómo desmontar los argumentos de los antivacunas

Cómo desmontar los argumentos de los antivacunas
Ahora sabemos que las vacunas son inequívocamente buenas, pero a medida que se refuta un mito sobre las vacunas, parece que otro toma su lugar.

Una de las preocupaciones más comunes en estos momentos por parte de los padres -cuando se trata de vacunar a sus hijos- es la sugerencia de que administrarle al niño un número múltiple de vacunas, ya sea al mismo tiempo o en un corto período de tiempo, puede abrumar el
 sistema inmunitario. Para un padre que sepa poco sobre el tema, puede parecer una preocupación convincente.

Lo cierto es que existe mucha investigación que demuestra que esto no es cierto, y un reciente estudio publicado en la
 Revista de la Asociación Médica Estadounidens, JAMA, (doi:10.1001/jama.2018.0708) proporciona más evidencia aún que confirma que este extremo. La conclusión del trabajo es tan tajante como sencilla: Los niños que reciben múltiples vacunas a una edad temprana no tienen más probabilidades de enfermarse en comparación con los niños que no están vacunados.

"Algunos padres están preocupados de que las vacunas múltiples en la primera infancia pudieran dañar el sistema inmunológico de sus hijos, haciéndolos más susceptibles a futuras infecciones", explica el autor principal Jason Glanz en un comunicado.
 "Este nuevo estudio sugiere que la teoría de sobrecargar el sistema inmune de un bebé es altamente improbable".

En su investigación, los expertos observaron a unos 1.000 niños de entre 2 y 4 años durante un período de 12 años. En lugar de ver si los niños de la cohorte que habían sido vacunados tenían más o menos probabilidades de desarrollar las enfermedades para las que estaban vacunados, examinaron específicamente las infecciones contra las que los niños no estaban vacunados.

No encontraron diferencias significativas en la tasa de infecciones entre los niños que recibieron vacunas acumuladas y los que no.

Lo que el estudio encontró tiene un sentido abrumador. Cuando nace un bebé, están expuestos a una gran cantidad de microbios nuevos, y potencialmente dañinos, desde el momento en que abandonan el útero de la madre. Comparado con esto, la pequeña cantidad de antígenos que se encuentran dentro de las vacunas son minúsculos, y apenas se registrarían en el sistema inmune en desarrollo.

De hecho, debido a esta verdadera embestida de bacterias, antígenos y otros microorganismos
 con los que se enfrentan los recién nacidos en los primeros años de vida, el sistema inmunitario está preparado para funcionar exactamente en este entorno, descubriendo quién es amigo y quién es el enemigo. 

Este es tan solo uno de los argumentos que exploraremos en esta galería.

En resumen: vacune a su hijo si no tiene una razón médica por la que no debería hacerlo. No solo protege a su propio hijo, sino también a todos los demás.

¿Es necesario hablar sobre esto?
¿Es necesario hablar sobre esto?
Es necesario aclarar uno a uno los mitos asociados a las vacunas, debido al creciente número de padres con dudas. Para ello, sea cual sea tu postura, esperamos que esta galería te sirva para resolver las dudas -si las tienes- ya que echamos por tierra muchos de los mitos y datos sesgados que todos aquellos que tienen miedo a las vacunas suelen utilizar para justificar su no utilización. Recordemos que las vacunas salvan vidas. Y, por desgracia, según los datos de UNICEF, la quinta parte de los niños de todo el mundo sigue sin recibir las vacunas básicas.

  • La importancia de las vacunas
La importancia de las vacunas
A nivel mundial, la inmunización evita más de 6 millones de muertes al año. Sin las vacunas, la humanidad quedaría indefensa ante los múltiples virus y enfermedades que existen e incluso podrían llegar a resucitar enfermedades que se consideran ya controladas. No podemos olvidar que las vacunas no solo protegen a los vacunados, sino que también protegen a personas no vacunadas, a través de la protección de grupo: los vacunados hacen un efecto barrera que evita que enfermen aquellas personas que no se pueden vacunar por motivos de salud.

  • Argumento: Las vacunas contienen químicos "peligrosos"
Argumento: Las vacunas contienen químicos "peligrosos"
Según uno de los argumentos esgrimidos por los antivacunas, las vacunas contienen químicos 'peligrosos' como anticongelante, fenol, formaldehído, aluminio y plomo. ¿Qué hay de verdad en ello?

  • La dosis es la clave
La dosis es la clave
Si bien es cierto que muchas vacunas contienen sustancias químicas como mercurio, aluminio y formaldehído, las dosis son tan, tan, pequeñas, tan insignificantes, que las sustancias no se consideran tóxicas.
Por ejemplo, las vacunas contienen pequeñas cantidades de aluminio para ayudar a que sean más efectivas. En total, el aluminio presente asciende a aproximadamente 0,125 mg por dosis, que es mucho menos que el promedio de 30 a 50 mg que el humano promedio consume todos los días.
Y a pesar de que el mercurio utilizado en las vacunas también representa una cantidad nimia, se eliminó de casi todas las vacunas infantiles en 2001, pese a que no hubiera pruebas de que fuera dañino.
La concentración de aluminio (0,125mg), por otro lado, es tan baja que ni siquiera se cuenta. En la dieta diaria ingerimos una media de entre 30 y 50mg de aluminio.

  • Argumento: Las vacunas debilitan el sistema inmunitario
Argumento: Las vacunas debilitan el sistema inmunitario
La controversia con las vacunas está muy extendida. Entre ellos, este es el principal argumento de los antivacunas, el hecho de que los padres mostraran una creciente preocupación por el posible riesgo de debilitamiento del sistema inmunológico de sus hijos, debido a un aumento en el número de antígenos procedentes de las inmunizaciones o vacunas administradas a los pequeños a lo largo del tiempo, terminó transformándose en un argumento común entre los grupos antivacunas.

  • Contestando respecto al sistema inmunitario
Contestando respecto al sistema inmunitario
Ya lo hemos comentado al principio. Rotundamente NO. "Los padres tienen preocupaciones genuinas sobre la seguridad de sus hijos en relación con la vacunación. Esperamos que este estudio arroje algo de luz sobre sus preocupaciones, ayudando a los padres a comprender mejor la seguridad y los beneficios de la vacunación a tiempo". Y es que el estudio publicado en la revista JAMA concluyó que no existen diferencias en la tasa de infecciones entre los que recibieron vacunas y los que no teniendo en cuenta infecciones contra las que los niños no estaban vacunados. En resumen, el rechazo a las vacunas no tiene sentido ni tampoco es sano para los pequeños, ni para ellos, ni para todos los demás niños.

  • Argumento: El sistema inmune de un niño necesita desarrollarse solo
Argumento: El sistema inmune de un niño necesita desarrollarse solo
Esta creciente comunidad de antivacunas ha provocado que hayan resurgido, por ejemplo en Europa, epidemias de sarampión (con más de 400.000 afectados), de paperas en Estados Unidos y Brasil (con miles de afectados) o de difteria en Bangladesh. Uno de los argumentos que sustenta esta situación es afirmar que el sistema inmunológico de los niños necesita desarrollarse solo, de forma natural. ¿Qué dice la ciencia?

  • Es falso que el sistema inmune del niño no necesite las vacunas
Es falso que el sistema inmune del niño no necesite las vacunas
Las vacunas fortalecen su sistema inmunológico, no lo debilitan. Las vacunas introducen una forma debilitada de virus en el organismo para que el sistema inmune pueda aprender a identificar y defenderse contra futuras infecciones.
Para personas jóvenes y mayores, aumentar el sistema inmune con una vacuna es particularmente importante. Por ejemplo, los niños deben recibir vacunas para infecciones peligrosas a una edad temprana, porque es cuando sus sistemas inmunes son más susceptibles. Los mayores, porque su sistema inmune ya es muy débil, pues a medida que envejecemos, el sistema inmunitario ya no trabaja tan bien,
 se vuelve más lento para responder, lo que aumenta el riesgo de enfermar.

  • Argumento: Las vacunas pueden causarte alergias
Argumento: Las vacunas pueden causarte alergias
Otro de los argumentos muy populares entre las personas que no están a favor de las vacunas es el hecho de plantear que las vacunas pueden provocar alergias. De hecho, este razonamiento empezó a darse a partir de 1997 a causa del aumento de las alergias.

  • Las vacunas NO pueden darte alergias
Las vacunas NO pueden darte alergias
No hay una respuesta más firme y concreta. Las vacunas no pueden provocar alergias. Una sólida investigación demostró que las vacunas tienen exactamente el efecto opuesto: te protegen de las alergias.
Las vacunas han sido una maravillosa adición al arsenal médico y han logrado avances importantes en la reducción de la morbilidad y la mortalidad debido a enfermedades infecciosas. Por supuesto que ninguna vacuna es perfecta, tanto en términos de eficacia como de seguridad de la vacuna; ninguna vacuna ha demostrado una eficacia del 100%, pero este movimiento de padres que se niegan a vacunar a sus hijos sobre la base de los riesgos percibidos de las vacunas junto con la falta de un beneficio percibido como suficiente, es responsable de una morbilidad y mortalidad inaceptable en todo el mundo.

  • Argumento: Las vacunas pueden causar autismo
Argumento: Las vacunas pueden causar autismo
En la década de 1990, se publicó un estudio que encontró una asociación entre el autismo y la vacuna contra el sarampión, las paperas y la rubeola. Este estudio alimentó una nueva exposición contra las vacunas.

  • Las vacunas NO pueden provocar autismo
Las vacunas NO pueden provocar autismo
Más tarde quedó demostrado que el estudio fue totalmente fraudulento. Y múltiples estudios exhaustivos y a largo plazo hechos posteriormente confirmaron que no existe tal relación entre el autismo y las vacunas. Por si esto fuera poco, 10 de los 13 autores que firmaron el artículo original refutaron y retiraron sus declaraciones originales.

  • Las vacunas afectan solo a una persona
Las vacunas afectan solo a una persona
Otro de los argumentos que esgrimen los antivacunas es este, Afirman que Las personas deberían tener la opción de decidir si se vacunan o no 'porque la elección solo te afecta ti'.

  • Las vacunas afectan a la salud de TODOS
Las vacunas afectan a la salud de TODOS
Las vacunas no solo protegen al que se las pone, sino que también ayudan a otras personas a mantenerse saludables a su alrededor, especialmente las personas mayores, los jóvenes y las personas que no pueden vacunarse, como los que se someten a tratamiento de quimioterapia. A esto se le llama inmunidad colectiva, y afecta la salud de todos, no solo a una persona.

  • La desinformación es un arma peligrosa
La desinformación es un arma peligrosa
En los países en desarrollo, los esfuerzos de erradicación de la polio se han visto obstaculizados por campañas de desinformación. En los tres países restantes con polio endémica (Nigeria, Pakistán y Afganistán), se ha afirmado que los programas de vacunación han sido una tapadera para que las potencias occidentales esterilicen a la población o propaguen el VIH.

  • Todo es una gran conspiración de las farmacéuticas
Todo es una gran conspiración de las farmacéuticas
Otro de los razonamientos ahonda en que se trata de una conspiración detrás de la que se encuentra una gran farmacéutica que está secretamente tratando de matarnos.
Por supuesto que las compañías farmacéuticas ganan dinero con las vacunas, pero eso no significa que estas sean malas para nosotros.

  • Desmontando las teorías conspirativas
Desmontando las teorías conspirativas
En los EE. UU., entre 1994 y 2013, las vacunas generaron un ahorro neto de 295.000 millones en costes directos y1,3 mil millones en costes sociales.
Y aunque es cierto que algunos tratamientos farmacéuticos se han retirado del mercado debido a efectos secundarios
 imprevistos, las vacunas son unas de las sustancias más reguladas que podemos poner en nuestros cuerpos. Las vacunas no experimentan con nosotros. Aprobar una sola vacuna puede llevar entre 10 y 25 años, e incluso una vez que está en el mercado, se sigue observando cuidadosamente.

  • ¿Qué ocurre en los países desarrollados?
¿Qué ocurre en los países desarrollados?
En el mundo desarrollado, el movimiento antivacuna ha sido aún más insidioso, difundiendo afirmaciones erróneas de un mayor riesgo de eventos adversos graves asociados con las vacunas, lo que conduce a su vez a años de costosos estudios científicos para desacreditar dichos mitos.
Para complicar aún más las cosas, a través de los años ha habido médicos que han jugado en manos de estos movimientos, a veces con fines de lucro. Otros, influenciados por la desinformación, ayudaron perpetuar el problema falsificando los registros de vacunación, permitiendo que las personas no vacunadas asistieran a las escuelas y sirvieran como reservorios para brotes de enfermedades prevenibles por vacunación.

  • ¿Qué es lo que no parecen entender los 'antivacunas'?
¿Qué es lo que no parecen entender los 'antivacunas'?
Lo que algunas personas no comprenden es que, si bien se ha eliminado la transmisión local de laenfermedad, aún se producen brotes, causados por las importaciones del virus, con casos secundarios y terciarios como resultado de la exposición a estos casos importados. Estas exposiciones a menudo ocurren en reuniones masivas, como una visita a un parque de atracciones y no se deben a la transmisión local residual; Todo está en la semántica.
Lo que tampoco entienden los antivacunas son los peligros de las enfermedades en sí.

  • Ejemplo: El sarampión
Ejemplo: El sarampión
El sarampión tiende a ser más grave en niños menores de 5 años y adultos mayores de 20 años. Los peligros inmediatos incluyen diarrea (con deshidratación posterior) en el 8% de los casos, otitis media en el 7% de los casos, neumonía (primaria viral o bacteriana secundaria) en el 6% de los casos y encefalitis aguda en uno de cada 1.000 casos (con una tasa de letalidad de aproximadamente el 15%). Una estadística que nos ha de llamar la atención: hasta el 30% de los casos informados tienen una o más complicaciones de la enfermedad, y de uno a dos por cada 1.000 pacientes con sarampión mueren por complicaciones. Quizás una diseminación de información más extendida sobre los peligros de las secuelas a largo plazo de la infección por sarampión, la panencefalitis esclerosante subaguda, por ejemplo, es posible que tuviera un mayor efecto. Sea como fuere, la vacunación es crucial para el ser humano.


jueves, 18 de enero de 2018

¿Qué determina el color de los ojos?

¿Qué determina el color de los ojos?
Marrón, azul, verde... ¿Cuál es el secreto detrás de cada color de ojos?
color-ojos
Los ojos suelen presentarse en muchas tonalidades, desde el marrón oscuro casi negro al marrón claro, y desde el verde, al avellana y o del gris al azul. Pero, a pesar de las muchas variaciones que percibimos, en realidad solo hay dos pigmentos diferentes en nuestros ojos: el marrón y el rojo.

El área coloreada en la parte frontal del ojo se llama iris. Tiene alrededor de 12 milímetros de diámetro y una abertura en el medio, que se llama pupila. El iris está hecho de tejido conectivo y un músculo delgado que le permite abrirse y cerrarse en respuesta a la luz.

Nuestro color de ojos se compone de diferentes cantidades de pigmento y del tejido conectivo que forma parte del iris.

El pigmento que hace que nuestros ojos se vean oscuros

Las células del iris que producen el pigmento se llaman melanocitos y también son responsables del color de nuestro cabello y de nuestra piel. Los melanocitos pueden producir dos tipos diferentes de pigmentos: eumelanina, que es marrón-negro, y la feomelanina, que es roja.

Así, los ojos oscuros (los color azabache o casi negros) son los que más pigmento tienen (de eumelanina) y, por el contrario, los ojos azul claro tienen la menor cantidad de pigmento. Los ojos de tonalidad azul claro tiene mayor prevalencia en individuos de ascendencia europea.

Sin embargo, no existe pigmento azul en nuestros ojos. ¿Por qué son azules entonces?Debido a las fibras de colágeno blanco en el tejido conectivo en el iris. Estas fibras dispersan la luz y hacen que el iris se vea azul.


Los colores de los ojos que se encuentran entre los extremos de color marrón oscuro y azul claro tienen cantidades variables de pigmento y áreas sin ningún pigmento. Esto conduce a los colores únicos que vemos en forma de verde, avellana y gris.

Pero no es solo el color lo que hace que nuestros ojos sean únicos; la topografía física del iris también juega un papel importante. Cuando examinamos nuestros ojos de cerca, podemos ver varios patrones. El más fácil de detectar es el anillo pigmentado, que es un anillo de color que rodea la pupila.

SEGURO QUE TE INTERESA...
Curiosidades sobre los ojos
Las áreas donde las fibras de colágeno son menos densas se ven como depresiones o surcos y se denominan estromas de Fuchs. Las manchas blancas, o los denominados nódulos de Wolfflin, se deben a puntos conflictivos de fibras de colágeno. Y Nevi, por otro lado, son manchas oscuras que se producen como resultado del aumento de la producción de pigmento por parte de un grupo de melanocitos.

Entonces, ¿qué regula esta increíble variedad de colores y patrones en nuestros ojos?

Los genes y los ojos

Durante muchos años, los genetistas creyeron que un solo gen era responsable de decidir el color de ojos de un individuo, con ojos marrones dominando a ojos azules. Sin embargo,dos padres con ojos marrones pueden tener hijos de ojos azules.

Si bien el color de los ojos es un rasgo heredado, hoy sabemos que es mucho más complejo: varios genes contribuyen al espectro de colores que vemos en la población.

En lo que respecta al color de los ojos, el número total de genes responsables actualmente se sitúa en 11. Un grupo de investigadores, dirigido por Manfred Kayser, profesor de biología molecular forense en el Erasmus University Medical Center Rotterdam en los Países Bajos, analizó recientemente variantes en estos genes en más de 3.000 personas de siete países europeos.

Al comparar estos perfiles genéticos con un nuevo método para evaluar el color de los ojos en las fotografías, los científicospudieron predecir con fiabilidad el color de los ojos en la mayoría de los casos. Sin embargo, creen que "futuros estudios de asociación del genoma probablemente entcuentren nuevos genes de pigmentación y nuevas variantes de ADN predictivo de pigmentación".

Así las cosas, la genética del patrón ocular está aún en sus inicios, con algunos de los varios miles de genes implicados en el desarrollo del iris bajo investigación.

Mientras continúa la búsqueda de todos los jugadores genéticos que participan en el color y el patrón de los ojos, podemos seguir maravillando por el hecho de que herramientas tan sencillas sean capaces de producir una variedad tan amplia y espectacular de colores de ojos individuales en nuestra población.


martes, 14 de noviembre de 2017

¿Se puede superar el miedo a morir?

¿Se puede superar el miedo a morir?

La tanatofobia o miedo exagerado a la muerte puede ser algo aterrador para mucha gente. Pero existen medios para superarla.
TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: Las fobias más comunes
¿Se puede superar el miedo a morir?
En la actualidad existen muchos tratamientos destinados a luchar contra la tanatofobia (Del griegothánatos, ' muerte', y phóbos, 'miedo'), pues no deja de ser un problema atenazador para quien lo padece. Los tanatofóbicos llevan la ansiedad natural del ser humano ante el hecho demorir hasta un extremo excesivo que les hace sufrir y limita su vida cotidiana. Se trata de un trastorno que no proviene de factores objetivos; la prueba es que la tanatofobia es bastante menos común entre la gente mayor, que por lógica tiene más posibilidades de fallecer antes, que entre personas más jóvenes y sanas.
Este síndrome se relaciona con la necrofobia, que es el miedo a las cosas muertas. A veces, ambos términos se emplean indistintamente, pero la tanatofobia define algo más específico, pues incluye, aunque no se limita a ella, el miedo a la propia muerte, o también a menudoel temor a perder a un familiar o a un amigo cercano en un futuro próximo. Necrofobia es más bien el miedo a la muerte en general, a las cosas muertas, como cadáveres humanos y animales, así como a ciertos objetos o rituales asociados a la muerte, por ejemplo, ataúdes, tumbas, lápidas o cementerios.
En el caso de la necrofobia, el término se deriva del griego necros (cadáver) y phobos(miedo). Quienes padecen de esta condición no son capaces de explicar con claridad el sentimiento escalofriante y paralizante que experimentan al encontrarse frente a una momia o a un muerto.
Quienes padecen de esta condición no son capaces de explicar con claridad el sentimiento escalofriante y paralizante que experimentan frente a una momia o a un muerto.
Pero volviendo al miedo más específico de la tanatofobia, es decir, del propio fallecimiento,suele originarse, como otras fobias, por algún acontecimiento traumático sufrido en la infancia o bien por un miedo infantil no tratado a tiempo y que termina por desembocar en una fobia. Esta condición puede generar ataques de pánico, por lo que los tratamientos pueden llegar a incluir medicamentos para controlar la ansiedad. En ocasiones existen también varias manifestaciones físicas causadas por la tanatofobia, como boca seca, insomnio, ataques de ansiedad, palpitaciones y temblores. Los temblores, por lo general, comienzan en las manos; luego pueden repetirse en episodios intermitentes que aumentan gradualmente en frecuencia y severidad a lo largo del tiempo.

Para superar la tanatofobia se puede acudir a un especialista. Las terapias contrastadas más efectivas usan estrategias para detener los pensamientos intrusivos, relajarse y centrar la mente en el presente parando la continua anticipación. Pero hay métodos aún más revolucionarios. Hoy se están aplicando técnicas de realidad virtual para tratar este trastorno. Este mismo año, Mel Slater, investigador ICREA del Departamento de Personalidad, Evaluación y Tratamiento Psicológico de la Universidad de Barcelona, ha publicado un estudio en el que aplica la realidad virtual de forma terapéutica.

Consiste en hacer sentir a los afectados que un cuerpo virtual es el suyo real. Después se les pide que se "salgan de su propio cuerpo" y se observen desde arriba, es decir, que tengan una experiencia artificial de viaje extracorporal. Los resultados muestran que el método sirve para perder gran parte del miedo a la muerte. Según Slater, se debe a que la experiencia permite vivir a fondo la sensación de supervivencia más allá del cuerpo físico.